“Cada relación es una materia de aprendizaje única con su propia currícula y extensión de duración. No puedes controlarlas, sólo puedes experimentarlas y dejarlas darte lo que vinieron a enseñarte”

Para fines de astrología de evolución, las cúspides de la casa astral 1, 4, 7 y 10, son casi tan importantes como cualquier planeta. Estos son los ángulos de las casas angulares y forman la columna vertebral de nuestra carta natal. El axis casa astral 4 – casa astral 10 marca la tensión complementaria entre la vida privada, familiar, emocional y raíces (casa 4) y la vida profesional, vocación, imagen pública y visión de éxito a largo plazo (casa 10). De este áxis hablaremos en otra oportunidad. Ahora me quiero centrar en explicarte un poco más sobre el áxis 1-7, conocido como el áxis de las relaciones.

EXPLORANDO LA CASA 7

Si el ascendente es tu visión y entrada al mundo (y ya quedamos que en la vida tenemos varias entradas a diferentes mundos) La casa 7 nos habla de dos cosas principalmente:

  1. Tu complemento energético a nivel de socios y pareja (lo que en modo cursi se interpretaría como tu “pareja ideal”)
  2. El cómo te experimentan las personas en las relaciones uno a uno.

Lo más importante que quiero que entiendes es que la energía del signo que tienes en tu casa astral 7 es tan parte tuya como las otras áreas de tu carta, lo interesante es que no te reconoces en ella a menos que un otr@ te la “espejee”.

Te doy mi ejemplo: Tengo a Escorpio y a Sagitario (con Saturno y Urano ahí) en mi casa astral 7. Pregúntale a cualquiera de mis ex, amigos, o incluso clientes. Yo todas mis relaciones las tiendo a iniciar muy escorpianas: Con la intensidad, profundidad, y conexión íntima que otras parejas experimentan después de años juntos.

No es broma cuando te digo que mis primeras citas terminan pareciendo sesiones de terapia y la persona no entiende porqué me cuenta cosas tan íntimas con apenas conocerme. Cuando se lo cuento a mis amigas siempre recibo comentarios del tipo “¿en serio hablaron de eso tan privado en la primera cita? ¡qué rápido!”  Esto a veces es bueno (para mi trabajo sobre todo) y a veces no tanto, tengo que aprender a regular el proceso, sino ambos terminamos haciéndole corto circuito al vínculo. 

Ahora, como sabes los signos en casas astrales se suceden por algo, van contando una historia. Después de pasar el grado 30 de Escorpio mi casa astral 7 se transforma en Sagitario. Lo que pasa después de esta conexión profunda con el otro es algo totalmente inesperado (Urano), pues por una razón u otra se genera un desapego total: ¡límites! por favor no me atosigues (Saturno). Esto la mayoría de veces lo he encarnado yo, siendo la que se aleja, y dejando al otro confundido o dolido. Cuando me lo ha encarnado otro, como en el caso de mi retorno de Saturno, me ha dejado en un coma emocional que me tengo que obligar a sentir para poder trascender (Sagitario niega emociones difíciles)

Obvio te estoy contando la parte mala de la historia porque por ahí te engancho más con el drama, pero también es verdad que he tenido historias de alta vibra en mi casa 7 y son relaciones que atesoro hasta el momento. Pero a lo que quiero que le prestes atención no es a mi vida amorosa, sino a que todo esto te lo puedo contar no porque lo pueda ver en mi orgánicamente sino porque me lo han espejeado. Este es el rollo : La casa 7 no la vas a ver tu sol@ 

Si tu me preguntas A MI cómo me considero en relaciones lo último que te voy a decir son cualidades Escorpio o Sagitario. ¡No! ¡que va! si yo soy súper paciente, cero intensa, y voy a ritmo lento como mi ascendente Tauro. Además soy curiosa, flexible, y bien abierta de mente como mi ascendente Géminis. La realidad invalida mi percepción, el último chico con el que salí me dijo que era la mujer más apasionada y discutidora con la que había salido jamás (¡qué bestia para tener una opinión sobre todo caraxo!¡teeeerca!) Ahí van mi Escorpio y Sagitauro relacionándome con el mundo desde 1987.

AHORA TU

Antes de pasar a ver los planetas que tengas en la casa 7  (lo que veremos en el siguiente artículo de esta serie) vale la pena que hagas un análisis del signo o los signos que tengas en dicha casa astral y sus energías. Para lograr esto, primero checa tu casa astral y ve qué signo o signos tienes ahí (tutorial), luego hazte las siguientes preguntas:

¿QUÉ SIGNOS TENGO EN MI CASA ASTRAL 7? 

¿QUÉ DE LA ENERGÍA ALTA DE DICHOS SIGNOS HE EXPERIMENTADO EN MIS RELACIONES?

¿QUÉ DE LA ENERGÍA BAJA DE DICHOS SIGNOS HE EXPERIMENTADO EN MIS RELACIONES?

¿HE ATRAÍDO PERSONAS DE ESTE SIGNO(S) A MI VIDA?

¿RECONOZCO EN MI CUALIDADES DE ESTOS SIGNOS EN MI PERSONALIDAD?

¿CÓMO PODRÍA INTEGRAR LA ALTA ENERGÍA DE MI DESCENDENTE A MI VIDA?

 

Espero que esta información te sea de utilidad, seguro habrán muchas preguntas, déjamelas abajo en los comentarios. Ten en cuenta que no siempre puedo responder a preguntas muy específicas, para eso puedes contactarme a una sesión personalizada escribiéndo a esenciabymariana@gmail.com

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo) a esenciabymariana@gmail.com ¿Más información? Haz click aquí