ASTROBÁSICOS: ASTROLOGÍA DE EVOLUCIÓN

“LO QUE NO SE HACE CONSCIENTE SE MANIFIESTA A SÍ MISMO COMO DESTINO” – CARL JUNG

“LO QUE NO SE HACE CONSCIENTE SE MANIFIESTA A SÍ MISMO COMO DESTINO” – CARL JUNG

Antes de empezar a estudiar astrología, sinceramente, era la menos creyente del planeta en esto de los astros. Para comenzar, nací un 23 de agosto, y si has nacido 22, 23 o 24 de cualquier mes sabes que cada periódico o revista te califica en un signo distinto (esos son los días en los que el sol cambia de signo). Entonces, ¿cuál era mi horóscopo? ¿Era una analítica Virgo o una entusiasta Leo?

Honestamente, me importaba un rábano…

No quería ser definida ni que me predigan el futuro ni nada por el estilo. La libertad de ser quien yo decida ser y explorar el universo a mi manera siempre ha sido mi prioridad. Sin embargo llegó un momento en mi vida en que la astrología se hizo inevitable. Para ser claras, no es que yo la haya encontrado, es que ella me encontró a mi para, inesperadamente, darle un vuelco a mi vida.

REVOLUCIONES VITALES

Verás, ahí por el 2005, yo estaba pasando por un periodo, digamos, complicado. Trastornos de alimentación, dependencia emocional, depresión, confusión vocacional, en fin. Tú nómbralo, yo he estado ahí. Afortunadamente soy poco tolerante con el estancamiento. Me llegó ese momento que, cansada de seguir con mis viejas soluciones (que a todas vistas no funcionaban), decidí pedirle ayuda a algo más. Por más geniecilla que me sintiera era obvio que mi inteligencia no era suficiente para sacarme de mis patrones autodestructivos.

ES EN ESE MOMENTO EN EL QUE, COMO DICE MARIANNE WILLIAMSON: “SE TE ABRE LA CABEZA Y DIOS PUEDE ENTRAR”

Dios, Universo o como elijas llamarlo. No importa, el hecho es que le pedí un SOS desesperado y lo que recibí por respuesta fue lo que ahora se conoce como astrología de evolución. La hallaba en libros, en maestros, en páginas de internet. Volteaba a la esquina y ahí estaba lo que ahora llamo mi vocación inevitable.

Muy distinta a la astrología tradicional a la que le tenía alergia, este tipo de astrología me hizo sentir reconocida por el cosmos, conectada con algo más y, por qué no decirlo, importante. Al estudiarla, me di cuenta del inmenso caudal de potencial que existía en mi momento de nacimiento.

Me sentí única.
Me sentí necesaria.
Me sentí heroína de mi propia vida.

¿CÓMO ES DIFERENTE?

La astrología de evolución es el estudio que conecta los aspectos planetarios presentes al momento del nacimiento de una persona con su potencial y propósito de vida. Cada planeta en tu carta, con sus aspectos, casa y su signo zodiacal es un canal para un cierto tipo de energía. Es importante recordar que estas pueden ser usadas en su mayor vibración (lo que me gusta llamar “esencia”) o en su más baja vibración (por el ego).

TÚ ERES UNA CONSTELACIÓN ÚNICA E IRREPETIBLE DE POTENCIALES Y DESAFÍOS. DESCUBRIRTE Y REVELAR ESE POTENCIAL ES LA AVENTURA DE LA VIDA.

Muchas de estas energías no las tenemos conscientes y es por eso que conocerlas es tan poderoso. Una vez que sabes con lo que cuentas ya no eres una víctima de tu vida sino una agente activa. Las personas que atraes, las situaciones que se repiten, los defectos y fascinaciones, tus sueños, todo en ti es un diamante en bruto esperando a ser pulido para brillar.

ESTA NO ES ASTROLOGÍA DE PREDICCIÓN, SINO DE LIBERACIÓN.

Si has leído hasta aquí me imagino que estás muy curiosa por descubrir cómo funciona esto en ti misma. Empecemos entonces con los básicos: los planetas, los signos, las casas astrales y tu signo ascendente.

 ¡No te me abrumes con tanta información! Este es un estudio espiritual complejo así que tómate tu tiempo para ir integrando cada trocito de información.

ESTA ES LA FÓRMULA MÁGICA PARA ENTENDER LA ASTROLOGÍA:

  1. El planeta es el ¿QUÉ?: Por ejemplo: La luna es tu mundo emocional.
  2. El signo zodiacal es el ¿CÓMO?: Por ejemplo: En Escorpio, la luna tiene un mundo emocional intenso.
  3. La casa astral es el ¿DÓNDE?: Por ejemplo: En la casa 7, la luna tiene un mundo emocional intenso en sus relaciones de pareja.

Extra: El ascendente es un ángulo que cuenta como planeta y representa tu iniciativa e imagen en el mundo físico.

A continuación tienes la descripción de cada uno de estos elementos, con tutoriales para que te autodescubras y entiendas cómo es que estas energías juegan en tu vida:

¡CONECTEMOS!

Ya te conté cómo llegué a la astrología y ahora me encantaría saber: ¿Cómo llegaste tú? ¿Cuál es tu proceso?

Tal vez tienes otra práctica espiritual que te “salvó” la vida o te transformó el panorama. De ser así, compártelo en los comentarios de abajo. TU VERDAD ES UNA CONTRIBUCIÓN, todas estamos juntas en esto y compartiendo nuestras verdades nos empoderamos juntas. Tampoco dejes de comentar si tienes preguntas, porque yo estaré más que contenta de responder. Si conoces a alguien que se interese por estos temas, siéntete libre de compartir este artículo.

¡Cariños y muy buenas vibras!

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo)