¿ESTANCAMIENTO?… Mira de nuevo…

¿La astrología es nueva para ti? Empieza aquí

Muchas veces cuando atiendo personas -especialmente personas visionarias o emprendedoras- me encuentro con una creencia limitante que es, quizás, una de las más alimentadas por la sociedad actual :

“No estoy donde debería estar” 

“No estoy en un trabajo en el que puedo expresar mi máximo potencial” / “No estoy con la persona que siento sea mi alma gemela” / “No estoy en el nivel de excelencia o expertise que debería tener” / “No estoy con el peso o la imagen corporal con la que debería estar” / “No tengo un plan de familia” / “No estoy ganando lo suficiente”, etc., etc.  Esta creencia, como digo, es alimentada por una sociedad orientada al consumo, al pensamiento de “¡Te falta esto! Cómpralo y estarás completa”.

Sí, créeme, incluso estando en un camino espiritual puedes volverte víctima de esta creencia consumista. ¿Ejemplos?: “No alcanzaré la plenitud hasta que haga mi profesorado de yoga”  o “Tengo que ir a La India a encontrarme a mí misma” o “Necesito saber el horóscopo de esta semana para tomar una decisión respecto a mi pareja”.

¿Sí te das cuenta? El ego “se agarra” de cualquier camino para reforzar la creencia de que somos seres incompletos. Entonces llega esa sensación terrible de que estamos en un momento de estancamiento, de no avanzar y de no saber hacia dónde ir. El problema es que, generalmente, confundimos el periodo de incubación con estancamiento.

REPITO: Confundimos el periodo de incubación (nuestra gestación de una nueva etapa) con ESTANCAMIENTO.

¿Acaso la oruga anda deprimida o impaciente mientras se encuentra en el capullo? ¿Acaso una mujer embarazada trata de sacar al bebé de su vientre a los cuatro meses porque ya ha sido demasiado y lo quiere ver ahora? ¿Acaso no podemos disfrutar del proceso de incubación tanto como de el de florecimiento?

Una de las verdades más simples y profundas que vamos a encontrar en nuestro camino de crecimiento es esta:  Si bien no tenemos control sobre los ciclos de la vida, sí que tenemos poder para vivirlos de una manera que nos empodere.

¿La fórmula?: Valida tus emociones pero ELIGE tu perspectiva de la situación.

Recuerda que, respecto a filosofías de vida, no hay nada correcto o incorrecto. Esto es lo que tú quieres que sea. Lo único que te toma lograrlo es una decisión inteligente para ver las cosas de la manera más: 1) empoderadora y 2) práctica, que te simplifique la vida.  Las personas que eligen la versión positiva de las situaciones que “les pasan” responden mejor y traen soluciones creativas a los problemas. Créeme: al ejercer esta fórmula, le haces un gran favor a tu salud,  a tus proyectos, a tus relaciones y a tu entorno en general.

OJO: No se trata de ser negadoras de los problemas o conformistas con las situaciones. Se trata de  trascenderlos de la forma más honesta posible, con una perspectiva positiva e inteligente.

Respira profundo y repite esta afirmación :

Estoy dispuesta a enfrentar mis desafíos presentes con apertura y entusiasmo. Estoy exactamente donde tengo que estar para vivir mi vida al máximo. 

Hazlo tu mantra y déjate guiar por tu guía interior. Una vez que te abres de esta manera, las ideas “fuera de la caja” comienzan a emerger naturalmente. Tu misma vibración se transforma, tu presencia será más carismática y optimista porque estás en el AHORA. Por efecto, atraes personas y situaciones que se alinean con esa frecuencia. En verdad,  lo que sucede primero (y lo más poderoso) es que, misteriosamente, tú te sientes mejor  y eso es suficiente para empezar de nuevo.

Repite: “Estoy dispuesta a enfrentar mis desafíos con apertura y entusiasmo. Estoy exactamente donde tengo que estar para vivir mi vida al máximoEsta afirmación poderosa tiene la posibilidad de reprogramarte el día, la semana y, eventualmente, la vida.  Recuerda que la única que puede decidir si este es un momento de estancamiento o de incubación eres tú.

Si te gustó este post o tienes preguntas, déjame tus comentarios en la parte de abajo. ¡Tu feedback es súper importante para continuar compartiendo este conocimiento!

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo). ¿Más información? Haz click aquí

2 Comments

  • Neli

    Hola, primero agradecerte por tan lindo y aleccionador post. Me gustaría preguntarte, ¿ese convencimiento de que nos encontramos en proceso de incubación tiene un límite? ¿cuál es esa línea que separa el estancamiento de la incubación?

    • Mariana

      Hola Neli!Es una muy buena pregunta, la verdad es que el límite los pones tu. Por ejemplo, si llevas tiempo intentando avanzar en algún proyecto, pones todo de tu parte pero no funciona, puedes decir : “Ok Universo, voy a ponerme de plazo hasta dentro de 3 meses más,y si es que hasta ahí no funciona cambiaré de dirección” …lo mismo si es un proceso de transformación personal: si es que llevas mucho tiempo triste por algo, te puedes poner el límite de decir “Ok, si mi ánimo no mejora hasta dentro de una semana más, buscaré un coach o terapeuta que me ayude”…y así,date tiempo para la incubación pero elige tus límites para no quedarte eternamente en el capullo. ¡Espero esta respuesta te ayude! un abrazo

Leave a reply