HÁBITOS PARA SUBIR TU VIBRA

En la vida, las cosas son como son, y por más que seamos las más aplicadas del mundo con nuestras herramientas de crecimiento personal es natural que, de vez en cuando, la vibra se nos baje y necesitemos darnos un boost de buenas energías a todo nivel. Aunque las emociones vienen y van, incorporar los siguientes tres hábitos a tu vida te ayudarán a regular tu vibración y estado de ánimo para mantenerte en un nivel óptimo la mayor parte del tiempo:

1. EMPIEZA POR EL INICIO

Las mañanas son la semilla de nuestro día. Es muy importante tener una práctica mañanera que sirva como sello energético, mental y emocional con el que quieras impregnar el resto de tu día. Para esto te recomiendo, principalmente, la práctica de la meditación. Y no, no me refiero a que tienes que despertar todas las mañanas a poner tu mente en blanco; no necesariamente. Mucha gente no sabe que existen diferentes tipos de meditación y tú puedes elegir la que mejor vaya contigo y con tu forma de ser. Personalmente me funcionan las visualizaciones guiadas, dirigidas a diferentes temas. En mi tienda y en los recursos gratuitos de mi página puedes encontrar varias con las que puedes empezar a experimentar (mi favorita es la de “Diseña tu Vida” que hago todas las mañanas).

Otro hábito que funciona muy bien cuando no tienes mucho tiempo es ponerte afirmaciones e intenciones. Puedes hacer afirmaciones de retorno como las que te enseño aquí o practicar la oración de renacimiento de la que te conté en este artículo.

En nuestra práctica mañanera no podemos olvidar a nuestro cuerpo: Empieza tu mañana con un estiramiento corporal básico. Si quieres puedes hacer algo de yoga para despertar los músculos y alinear la respiración. Un tip básico es tomarte un vaso de agua tibia con limón para alcalinizar el cuerpo y ayudar la digestión. Como adicional, una nueva práctica que he incorporado los últimos meses y me ha ayudado mucho es el tomar magnesio en ayunas (yo tomo el de la marca Magnesol de sabor naranja) , este hábito me está sirviendo a mantener la energía durante el día y regular la ansiedad, te recomiendo intentarlo.

 

2. REALINEACIÓN CONSTANTE

Durante el día es normal que sucedan cosas que nos saquen de nuestro centro. Nosotras podemos estar muy centradas después de nuestro inicio mañanero pero el resto del mundo está en su proceso, así que no podemos pretender que todo sea flores y rosas. ¿Qué hacer cuando tienes un conflicto no deseado con alguien? ¿O cuando empiezas a ponerte ansiosa sin ningún motivo? ¿Qué hacer cuando el juicio y la negatividad comienzan a ganarte el día? Aquí entra en ejercicio la práctica de la REALINEACIÓN. El alinearte nuevamente con tu centro, con tu esencia, es más fácil de lo que crees. Todo empieza por tomar una respiración profunda, inhalando por la nariz, exhalando por la nariz y luego repitiendo esta afirmación de forma silenciosa:

“Elijo ver paz en lugar de esto.”

Este es un ejercicio del Curso de milagros que funciona SIEMPRE. Aunque suene súper simple es realmente poderoso. Recuerda que tu poder interno siempre está dispuesto a que le des un espacio para que ingrese a guiarte. Al hacer esta afirmación estás mostrándote disponible para la transmutación de esa experiencia. Luego de repetir este ejercicio (varias veces si es necesario), sentirás una sensación de paz y verás con toda claridad la situación de otra manera.

ALERTA: Siempre hay resistencia a sentirnos mejor. El ego se siente amenazado por este tipo de ejercicios y hará su parte para tratar de mantenerte en la onda negativa. Es trabajo tuyo hacerle caso a la voz de paz y tranquilidad que quiere traerte de nuevo a tu centro.

Si la cosa es más grave y sientes que tus emociones te están empezando a ahogar, te recomiendo intentar el Tapping. Sus resultados me siguen sorprendiendo por lo bien que funciona para regular el estado de ánimo. Además, siempre están las afirmaciones de retorno , que para mi son la primera herramienta en la lista cuando siento que mis negatividades quieren ganarme la partida. Practícalas y verás.

3. ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

No podemos olvidar que el vehículo de nuestro ser en este tiempo de vida es el cuerpo, al que tenemos que amar y respetar hasta que la muerte nos separe (literalmente). No hay duda de que nuestros estados emocionales están directamente relacionados con nuestro estilo de alimentación. Literalmente, sientes lo que comes, así que vale la pena adquirir algunos, sino todos de los siguientes consejos de salud holística:

  • “Racismo alimentario”: Todo lo blanco y refinado debe ser tachado de tu lista de compras del mercado. Nada de azúcar blanca, almidones y panes procesados. Cuanto más integral y libre de azúcar pueda ser tu vida, mucho mejor. Eso no quiere decir que no puedas disfrutar de endulzantes naturales como la miel o la panela. Personalmente, mi favorita es la stevia ya que no tiene calorías y, de hecho, ayuda a regular el azúcar en la sangre. La que más me gusta es la marca Coronel o la marca Stevia hecha en Bolivia (cuídate de algunas stevia que, en verdad, tiene un poquito de stevia y en lo demás son pura sucralosa más edulcorantes artificiales).
  • Tomate más espacio entre las comidas: Muchas personas (incluídos muchos nutricionistas) están mal instruídas en la idea de que tenemos que comer varias veces al día para mantener nuestro sistema funcionando, para que nuestro metabolismo no se “estanque”. Cada vez hay más estudios (lee este de aquí) que están demostrando el poder del ayuno para sanar el cuerpo y activar sus poderes regenerativos. ¡Ojo!: ayuno no quiere decir no comer nada por 24 horas o más. Ayuno es cualquier espacio del día en el que tu cuerpo no recibe alimento. Cuando te vas a dormir, por ejemplo, estás ayunando por lo menos unas ocho horas, lo que le da a tu cuerpo espacio suficiente para integrar los alimentos y regenerarse. Comer tres veces al día (y hacer de esas comidas realmente nutritivas) es suficiente para darle a tu cuerpo lo que necesita. Del resto se encarga él mismo. Comer a cada rato causa ansiedad y apego emocional a los alimentos. Recuerda que comes para vivir, no vives para comer.
  • Más verde, menos animal: Está comprobado que las personas que tienen una dieta principalmente basada en vegetales, no solo tienen un mejor estado físico sino también emocional y anímico. La energía que nos da el ingerir plantas y alimentos de la tierra es más positiva que la que nos da el ingerir la carne de animales muertos (sí, ingerimos su sufrimiento). Recalco que yo no soy vegetariana ni vegana acérrima ni te digo que tú lo seas, pero el solo hecho de que tengas más consciencia sobre esto hará que elijas mejor y que, por lo menos, la mayoría de tu alimentación venga de fuentes que te empoderen a todo nivel. No es casualidad que prácticamente todos los maestros espirituales conocidos hayan sido vegetarianos.
  • Conócete y escúchate: No hay Esencia by Mariana ni nutricionista top que sepa mejor que tu lo que te hace sentir bien, ligera, energética, y vibrante. Aplica los diferentes consejos que te resuenen (siempre y cuando vengan de buenas fuentes), pero sobre todas las cosas escúchate a ti misma y a tu cuerpo. Invierte en ir al doctor regularmente para hacerte chequeos, aún mejor, ve a nutricionista Ayurvédico que te ayude a entender tu metabolismo y ver qué vitaminas necesitas, para aprender mejor lo que te funciona A TI. Cada ser humano es un Universo diferente y conocer tu Universo es un acto de amor propio.

 

¿Te gustó este artículo? Espero que te sea de servicio. Déjame comentarios y experiencias abajo porque compartiendo conectamos y solo conectadas crecemos. ¡Muchas buenas vibras y bendiciones para ti!

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo) a esenciabymariana@gmail.com ¿Más información? Haz click aquí