“SELF-VALENTINE”: BLACKMOONING Y RITUAL DEL AMOR PROPIO

Te confieso que no recuerdo la última vez que celebré San Valentín con “alguien” especial. La verdad (y sin intentar sonar Grinch)  tampoco es que me ha importado mucho, pues siempre lo he percibido como una fecha comercial, la que no necesariamente tiene que ver con el amor verdadero. 
 
Dicho esto, soy de las que opina que a todo le podemos dar vuelta a nuestro favor. Tal vez no me guste lo plástico y banal del 14 de febrero pero, si hay algo a lo que dedico mi vida, por cursi y místico que le suene a muchos, es al amor, el amor en su más profunda, compleja y deliciosa experimentación (porque definición no existe). Ese amor es la razón por la que me levanto todos los días y  doy el 100% a mis procesos.

 
Hoy ELIJO celebrar ese amor, porque de ese quiero más y más y más, hasta que mi corazón explote en un infinito de frecuencias y vibraciones. 

 No sé tú pero yo me la voy a pasar muy bien esta noche. No tengo planes con nadie más que conmigo y eso, a mis treinta años, me emociona más que cualquier globo u osito de peluche. Si te pasa igual, te voy a dejar un ritualito de amor propio aprovechando además que tenemos blackmooning , un sextil con Urano, y, mañana, un lindo eclipse de reinicio. 
 
¡A liberarse de presiones y definiciones! A sentir, amar y mover montañas desde el corazón. Te deseo un lindo 14 de febrero, sola o acompañada. Si te tienes a ti misma, estás completa.

RITUAL DE “SELF-VALENTINE”

VAS A NECESITAR:

  • Una vela de color rojo.
  • Aceite esencial de lavanda (si no tienes, usa aceite de coco o el que tengas a la mano y asegúrate que sea NATURAL y no procesado).
  • Bloc de notas y lapicero.
  • Este playlist de Spotify (opcional)
  • Celular en modo avión (descárgate el Spotify para escucharlo).

INSTRUCCIONES:

 1) Date un baño de agua tibia y ponte la pijama más linda que tengas.

 2) Enciende la velita roja con un fósforo (intenta no usar encendedor porque este interrumpe la frecuencia energética).

 3) Enciende la música y masajéate los pies con el aceite hasta que se absorba bien, con mucho amor y atención, respirando profundo.

4) Toma tu bloc de notas y escribe todas las razones por las que estás agradecida de ser TÚ misma.  Esta se llama “la lista de agradecimiento del ser”.  OJO: nada de “estoy agradecida por mi salud” y cosas así. Esta lista es para poner razones por las que estás orgullosa de ser tú misma. Por ejemplo: “Estoy agradecida por ser ocurrente porque, pase lo que pase, siempre me hago reír a mí misma”.  Si esto se te hace difícil, pregúntate: ¿Qué diría si fuese mi mejor amiga? ¿Qué cualidades agradezco de mi? Reconócelo y anota.

5) Pon la lista en tu mesa de noche y tenla siempre a la mano. Te servirá para recordarte lo fabulosa que eres y lo mucho que te quieres (cuando lo olvides).

6) Si quieres finalizar con algo más “power” y profundo, utiliza alguna de estas meditaciones dirigidas.

7) Duerme delicioso, y que sean tus 8 horas completas. Dormir BIEN es un hábito de amor propio que SIEMPRE paga de vuelta.

¡Feliz “Self-Valentine”! Ahora sí estás preparada para la luna nueva de mañana (se viene otro ritual, ¡espero no te canses!).

¡Muy buenas vibras para ti! <3

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo). ¿Más información? Haz click aquí

 

Leave a reply