TU SIGNO SOLAR: PROPÓSITO ESENCIAL

“Persigue tu felicidad y el universo te abrirá puertas donde solo había murallas”-  Joseph Campbell

¿La astrología es nueva para ti? Empieza aquí

Cuando recién aprendemos algo sobre astrología, aprendemos sobre nuestro signo solar. Es ese que buscas en los periódicos o revistas para leer tu horóscopo y es nada más que la posición del sol en la rueda del zodiaco en tu fecha de nacimiento. Las personas tienden a confundir astrología con signo solar. Es decir, piensan que lo único que hay que saber es si yo soy Leo o tú eres Tauro, pero como te estarás dando cuenta ya, la materia es mucho más compleja. El signo del Sol, sin embargo, juega un papel fundamental en este gran mapa cósmico que es nuestra carta astral.

Así como es el centro de nuestra galaxia física, el sol en nuestra carta natal representa el centro de nuestro universo interno. Conocer las energías básicas de nuestro sol (más allá de la astrología popular) nos ayuda a entender cuál es esa luz única que hemos venido a brillar con el mundo. La energía de tu sol la vibras automáticamente sin ningún esfuerzo. Son cualidades y vibraciones que emanan de ti naturalmente, las que hacen que atraigas personas que tienen compatibilidad con esas energías.

PROPÓSITO

 Lo más importante de la energía de nuestro sol es que es que nos indica nuestro propósito a nivel más esencial. Te explico. En metafísica trabajamos con dos componentes: la forma y el fondo. La forma es lo materializado, el fondo es la sustancia invisible que hace que eso materializado cobre vida. Tenemos que entender que el fondo genera la forma y no al revés. 

En el caso del propósito, la forma puede ser la ingeniería, mientras que el fondo puede ser la pasión por encontrar soluciones innovadoras a problemas complejos. El sol, en tu carta natal, nos indica cuál es esa sustancia que tú irradias estés en donde estés. Así es que entendemos que tu propósito está dentro de ti y no afuera. Conforme lo vas refinando, el universo solo te empieza a poner en situaciones que te ayuden a darle una forma más relacionada a su energía.

Por ejemplo, si alguien tiene el sol en Aries, esta persona ha venido a ser cabeza de grupo, pionera y a tomar riesgos que -en su alta vibra- eleven la vibración de cualquier proyecto o situación en la que se encuentre. Sin embargo, no es lo mismo una persona Aries trabajando como CEO de una empresa que una persona Aries trabajando como secretaria. En ambos espacios su sol va a brillar pero:¿dónde va a tener más libertad de ejercer esos dones? ¿Queda claro?

Ahora, lo interesante del sol es que no importa donde estemos. Al comenzar a brillarlo con consciencia, “milagros” comienzan a ocurrir porque la vida empieza a darse cuenta de que estamos viviendo nuestra función, entonces envía ayuda. Por ejemplo, conforme esa secretaria empiece a dirigir sus cualidades de Aries en alta vibración, quizás dando sugerencias innovadoras y tomando riesgos al momento de las juntas, el universo la va ir “ascendiendo”,  poniéndola en situaciones y oportunidades que la lleven a un puesto más alineado con su propósito (tal vez llegue a ser CEO) y en donde pueda brillar su luz ariana con más libertad. Con la energía del sol, ser TÚ misma paga de vuelta con creces. 

Lógicamente de lo que tenemos que cuidarnos es de no vibrar la baja energía del signo porque en ese caso sucede lo contrario. Si nuestra valiente secretaria ariana comienza a pelearse con medio mundo en la oficina  porque está insatisfecha con su trabajo (energía baja de Aries: conflicto), entonces todo va mal. 

OTROS USOS DEL SIGNO SOLAR

ACTIVACIÓN: Entender tu signo solar te ayuda a conocer qué actividades hacer cuando te sientas baja de energía o deprimida. Por ejemplo, con un sol en Sagitario sabes que viajar, salir a hacer deporte al aire libre o investigar sobre una materia que te encante te sube la vibra en un instante.

RELACIONES: Tener en cuenta tu signo solar también te ayuda a entender el tipo de personas que atraes. Generalmente atraemos personas del mismo signo, del signo opuesto o de elementos iguales a nuestro sol.  Así ya sabes que si no “encajas” en un grupo de personas no es una cuestión personal, sino de frecuencias. Todos tenemos una tribu, no tenemos que forzarnos por encajar en ningún sitio. 

AUTOACEPTACIÓN: Al saber cuál es la energía baja de tu signo ya sabes cuáles son tus “tendencias” y puedes ser mucho más compasiva contigo misma cuando caigas en ellas. Por ejemplo, con un sol en Tauro sabes que la flojera y la zona cómoda son tu talón de Aquiles, entonces, te perdonas más rápido cuando incurres en ella y activas la energía alta de tu sol con actividades que le sumen. Por ejemplo, para esta persona Tauro esto implicaría poner en orden sus finanzas o su mundo material.

Para conocer todo sobre la energía esencial de tu sol, te invito a pasar por este artículo que preparé a detalle con toda la información sobre la energía alta y baja de cada signo zodiacal.

 

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo). ¿Más información? Haz click aquí

Leave a reply