“Una gran porción de la humanidad despertará, si no han despertado ya, a esta cruda elección: Evoluciona o muere” – Ekhart Tolle

 

Cada año cuando el sol ingresa en el grado 0 del signo Aries astrolog@s de todo el mundo le toman una “foto” al cielo para determinar cuál es la carta astral para los próximos 12 meses. Una carta astral es parecida a una semilla. La semilla tiene toda la información genética de  una planta antes de que esta se manifieste, sus colores, su tamaño, etc.  La carta astral es la semilla energética y psicólogica de una persona o tiempo determinado. Nos habla del potencial al futuro. Sin embargo, como siempre explico y trato de hacer entender a mis clientes en consulta, a diferencia de una planta, los seres humanos tenemos lo que se conoce como libre albedrío. La mente humana es creativa y libre para tomar decisiones y, así, alterar cualquier realidad predeterminada.

En el presente artículo voy a tratar de explicar, no solo la carta astral del año zodiacal a cuestas (que inicia este 20 de marzo) sino el de dónde venimos, en donde estamos y cómo el movimiento planetario se relaciona con lo que está pasando a nivel global. Sobre todo pondré enfásis en lo que podemos hacer (no esperar) para poder elevar la situación colectiva hacia un futuro menos devastador de los que muchos ya están hablando como inevitable. 

 

LOS PROTAGONISTAS

Quiero que entiendas bien de lo que estoy hablando así que voy a explicártelo de la forma más didáctica posible: Los seres humanos estamos hechos, psicológicamente hablando, de facetas conocidas como arquetipos. Los arquetipos son modelos de comportamiento, que existen desde tiempos inmemoriables en nuestra psique colectiva. El arquetipo de Marte, por ejemplo, está asociado con la guerra, con la agresividad, con la impaciencia y valentía. Todos tenemos un amigo que tiene este arquetipo más activo (probablemente un Aries o Escorpio) y todos sabemos de países o colectivos que tienen una tendencia más marciana, agresiva y “a pie de guerra”.

Cada planeta tiene así, una forma de materializarse en el ser humano y en todo lo que habita en la tierra. Arquetipo que, además, se tiñe con la “personalidad” del signo en donde se encuentra. Marte en Aries, signo de fuego que él rige, está en su casa y se encuentra más “Marte” que nunca, mientras que Marte en Piscis (signo emocional) se siente más débil. 

¿Cómo esto se manifiesta en nuestras vidas? Pues con tendencias. Las personas que seguimos astrología prestamos atención a los cambios en tendencias que se generan en el comportamiento individual y colectivo conforme los distintos arquetipos se van activando. Como las teclas del piano, distintas notas van entonando distintas melodías para el comportamiento humano. Desde muchos años atrás astrológ@s de todo el mundo, esperábamos el final del 2019 y el año 2020, pues sabíamos que se venía una gran crisis a nivel global. Varios planetas que representan destrucción y finales iban a estar cohabitando (en una conjunción) en el signo que representa el sistema, las estructuras, la economía, y la tradición. Estoy hablando del signo Capricornio.

Para que lo entiendas, en ese signo actualmente tenemos a:

SATURNO: El gran líder de este batallón, pues rige el signo Capricornio. Mal dirigido este arquetipo tiñe a la sociedad de rigidez, miedo,  ansiedad, y melancolía inútil por un pasado mejor. Hay mucha resistencia al cambio disfrazada de pesimismo. Sin embargo, bien dirigido, también brinda determinación, disciplina, límites sanos, y seriedad para tomar las cartas en el asunto. Saturno rige el confinamiento y aislamiento social, en Capricornio, su signo, está más fuerte que nunca.

PLUTÓN: Plutón representa la sombra y transformación radical del sistema. En su versión baja en Capricornio es la corrupción, la codicia, egoísmo, y los juegos de poder. En su versión alta es la transformación profunda del sistema, el detox del egoísmo de la sociedad, y la toma del poder por parte del individuo que no quiere ser más manejado por unos cuantos. Lo interesante es que Plutón está en Capricornio desde el 2008, transformando el sistema y “sacando los trapitos al aire” de muchos gobiernos y sistemas políticos.

JÚPITER: Júpiter representa fortuna, justicia, y expansión. Ingresó en Capricornio en diciembre 2019. Júpiter amplifica todo lo que toca y le da un significado más allá del corto plazo. En su versión baja en Capricornio expande la codicia, la ansiedad, y los “virus” de todo tipo (psicólogicos y físicos). La sensación puede ser “Nos merecíamos esto, ahora estamos pagando por lo que hicimos”. Sin embargo, en su alta versión Júpiter en Capricornio expande nuestra capacidad de ser resilientes, de pensar en soluciones, y ver el gran cuadro. La sensación en alta vibra es “Pongámonos a trabajar en serio. Nos toca crear un mejor planeta para las futuras generaciones”

MARTE: Marte, planeta personal con el que trabajamos en el día a día, ingresó en Capricornio el 16 de febrero, haciendo que la humanidad empiece a sentir cada vez más y de forma más acelerada, las consecuencias de sus acciones. En baja vibra, Marte en Capricornio nos pone negativos, agresivos, avaros, y egoístas. En su alta vibra, Marte en Capricornio nos da energía de determinación y disciplina para hacernos cargo de lo que nos toca. Bien manejado, hasta el 31 de marzo, Marte puede ayudarnos a tomar acción proactiva y estratégica para pode encontrar situaciones.

NODO SUR: El punto matemático en donde suceden los eclipses, también en Capricornio, es el que nos indica que todo esto es parte del plan mayor y que algo se tiene que acabar urgente si queremos dar paso a un nuevo ciclo para la humanidad. El nodo sur en Capricornio es responsable de que la palabra “patriarcado” se haya vuelto viral. Encuentro su manifestación máxima en el himno feminista “El patriarcado se va caer, se va caer…” 

 

LOS TIEMPOS ACTUALES

A finales de 2019 tuvimos un eclipse de inicios en el grado 4 del signo Capricornio, los eclipses representan inicios y finales que cambian el destino. En este caso, lo que se inicio, sin que la mayoría del mundo reparara en ello, es la propagación del virus denominado COVID-19. Avanzó el tiempo, y avanzaron los contagios, pero la situación no cobró el nombre “pandemia” hasta pasada la luna llena en Virgo (el signo de la salud) del 10 de marzo. Las lunas llenas siempre traen iluminaciones y necesidad de confrontar para soltar, en este caso se tuvo que soltar la resistencia a aceptar la amenaza del Corona virus. 

Las semanas que van hacia el 31 de Marzo, cuando Marte le haga conjunción exacta a Júpiter, Plutón, y Saturno son decisivas. Cada ser humano sobre la faz de la tierra está siendo llamado a  usar su libre albedrío para habitar intencionalmente la alta frecuencia de los arquetipos mencionados. Necesitamos de seriedad, compromiso, determinación, valentía, y resiliencia. Necesitamos bajarle el volumen a la ansiedad, la avaricia, y la resistencia al cambio. 

Sobre todas las cosas, necesitamos reconocer que ni el estado ni los expertos tienen la solución final, porque vamos hacia un nuevo sistema (la era de Acuario, lo explicaré más abajo) en donde TOD@S somos líderes y gurús. Es momento de tomar de vuelta tu poder, pero eso requiere de tener la valentía de dejar de endosarle la responsabilidad (de tus finanzas, de tus leyes, de tu salud) al estado o, incluso, a un Dios omnipotente. Cada individuo debe asumir la responsabilidad por su lado, aprender rápidamente aquello que ha evadido (finanzas, economía y política), y dejar de esperar que sea alguien ahí afuera quien le resuelva el problema.

A partir del 22 de Marzo, cuando Saturno ingrese en Acuario por unos meses (hasta inicios de julio cuando se regresará a Capricornio) tendremos un atisbo más claro hacia dónde tenemos que dirigirnos. Presta atención a lo que suceda en tu vida a partir de esta fecha.

 

AÑO NUEVO ZODIACAL

La carta del año nuevo zodiacal está coloreada principalmente en todo lo que acabo de explicar. Los planetas en Capricornio en la casa 12 del colectivo (casa astral que representa confinamiento, finales, y dejar ir) nos indica que es un año de transición. Estamos en un parto de alto riesgo y el bebé es un nuevo paradigma.

Plano general: El ascendente y la Luna de la carta del nuevo año están en el signo Acuario, signo donde, el 21 de diciembre del 2020, se encontrarán finalmente Júpiter y Saturno, sellando el inicio de un nuevo periodo para la humanidad. El año 2020 nos marcará el ritmo hacia esa nueva era. Una era en donde la innovación, el humanismo, la igualdad, el uso inteligente de la información y tecnología serán el nuevo orden.

El 2020 es en parte un periodo en donde tendremos que ponerle límites sanos a nuestra libertad (de movimiento, de expresión, de consumo) porque necesitaremos dirigirla hacia objetivos más altruistas. Será un periodo en donde, repito, todos seremos llamados a ser los gurús y héroes que antes buscábamos afuera. A partir del 2021 será la era de nuevos genios, descubrimientos, y tecnologías. Hacia allá vamos, si decidimos ir bien.

Salud:Es un año decisivo para la salud mundial, el sol en conjunción a Quirón (que representa el médico en astrología colectiva) nos indica que todo el año estaremos siendo más conscientes de cómo nuestras decisiones afectan la salud del planeta y de sus individuos. Los efectos de nuestras acciones inconscientes serán más alarmantes que nunca y las acciones positivas las más alentadoras de la historia de la humanidad.

Economía: Otro punto decisivo, y demasiado extenso como para abordar por completo en este artículo, es el factor económico. Urano en Tauro (arquetipo del revolucionario) en Tauro (signo que rige el dinero y estabilidad material) se encuentra en tensión a Saturno al momento del grado cero de Aries. Urano estará 7 años más en el signo Tauro cambiando radicalmente el sistema económico. Esto sucedió entre los años 1930 y 1942 (checa tus libros de historia para que sepas qué pasó económicamente en ese tiempo)

La tensión con Saturno en la carta este año zodiacal representa un periodo de mucho estrés económico a nivel global, causado por lo que se está generando en el momento presente. Tendremos que adaptarnos rápido a lo que el nuevo paradigma nos pide y soltar rápidamente métodos, seguros pero expirados, sobre cómo generar e invertir el dinero. El internet será ESENCIAL para los negocios y el talento humano también. Negocios que no hayan entendido aún que su principal valor reside en invertir en el talento de sus trabajadores y continúen con prácticas de la era industrial estarán perdidos. La educación virtual se extenderá más que nunca, no tanto por deseo, sino por necesidad. Se verán muchas iniciativas humanitarias apostando por estas propuestas.

Las relaciones: Para equilibrar, las relaciones tendrán un matiz menos denso que el resto de los aspectos. Venus en Tauro en sextil (aspecto fluido) a Neptuno al momento del año nuevo zodiacal nos indica que será un año en donde la actitud será de “un día a la vez”, habrá empatía y compasión humanas fuera de serie. Muchas personas sacrificarán sus intereses por el bien mayor.

 

Como ves, estamos en Marzo, pero astrológicamente, el año 2020 recién comienza y, de nuestras decisiones el día de hoy, dependerá lo que viviremos en un mañana no muy lejano. Vamos a ponerle intención, acción proactiva, y optimismo inteligente. Vamos, más que nunca, a SER el cambio que queremos ver en el mundo.