“Si las estructuras de la mente humana se mantienen sin cambios, siempre vamos a terminar volviendo a crear el mismo mundo, los mismos males, las mismas disfunciones.” – Ekhart Tolle

 

SATURNO : LOS BÁSICOS

Los últimos meses he venido ofreciendo un servicio especial llamado “Diseña tu año”,  consiste en un par de sesiones en donde analizamos los astroclimas (tránsitos astrológicos) del año en tu carta astral y, a partir de lo que vemos, alineamos tus planes con las tendencias. Siempre aclaro que yo no soy clarividente, no veo el futuro, ni te digo qué soluciones tomar, tan solo te brindo sugerencias según las tendencias más importantes del año y te invito a validarlas con tu intuición. Nada está escrito en piedra, sobre todo en el cielo. Sin embargo, un tránsito que sin duda llama la atención y marca un antes y un después en el 2020 es el ingreso de Saturno en el signo Acuario.

Saturno, como alguna vez te he contado, es el planeta de la manifestación en el mundo físico, el que nos ayuda a aterrizar las cosas, a darles forma y estructura. Para lograr esto, Saturno nos confronta con los límites y reglas que tenemos que aceptar, sin los cuales no podemos traer nada a la realidad. 

¿Quieres bajar de peso? Tienes que cambiar tu estilo de alimentación y ejercicio físico.

¿Quieres un ascenso? Tienes que hacer méritos en el trabajo y sentir el merecimiento.

¿Quieres titularte? Tienes que escribir y terminar tu tesis.

¿Quieres una relación sana y bonita? Tienes que tener claros tus límites y trabajar en la relación contigo mism@.

¿Quieres parar el contagio en masa de un virus? Tienes que respetar el aislamiento social.

Creo que con estos ejemplos te queda claro de qué va Saturno y porqué en la astrología tradicional de antaño se le conocía como un planeta “maléfico”. La toma de responsabilidad y presión para tomar acción no le viene bien al ego de nadie. Si hay un planeta que nos saca de nuestra zona cómoda es Saturno.

 

SATURNO EN CAPRICORNIO : LECCIONES

Saturno ingresó en su signo, Capricornio, el 19 de diciembre del 2017. Se sabía, y te lo conté, que Saturno en su signo iba a estar más fuerte que nunca. Todo el 2018 tuvimos la introducción, todo el 2019 lo gozamos en su salsa, pero, sobre todo, es a inicios del 2020  cuando estamos sintiendo la presión de terminar la tarea. ¿Cuál tarea? en pocas palabras: La de destruir el sistema, social, político, y económico tal y como lo conocemos.

Sí, así como cuando nos toca el retorno de Saturno(entre los 28 y 30 años) y, de repente, tenemos que volvernos adultos, Saturno en Capricornio es como una gran bola demoledora que se viene a llevar todo lo que nos está impidiendo manifestar nuestro propósito como humanidad. Existe ya una masa crítica de personas pidiendo por un cambio y, ¿adivina qué pasa cuando rezas por un cambio?, pues se te aparecen todos los bloqueos que TU MISM@ te habías puesto para que por fin puedas reconocerlos y darles fin. 

Saturno en Capricornio dirigido en baja vibración es presión por cambiar pero, al mismo tiempo, mucho miedo a lo desconocido. El saboteo que viene de ese miedo tod@s lo conocemos: “Quiero algo, pero al minuto me pongo a misma en el camino para evitar que se manifieste”  Tod@s hemos estado así en los últimos años, diciendo que sí y luego, diciendo que “mejor no”  a la toma de responsabilidad de evolucionar.

Lo de “Mejor malo conocido que bueno por conocer” es muy del signo Capricornio cuando no está bien integrado. El pesimismo, el autosaboteo, y la depresión que genera la sensación de estar estancad@ (porque sabes que te tienes que mover y no lo haces) son de las manifestaciones más dolorosas que ha generado Saturno en su signo.

En su alta vibración, Saturno en Capricornio nos ha ayudado a madurar de forma acelerada, a confrontar con nuestras inseguridades y, en lugar de hundirnos en el victimismo y la culpa, nos ha instado a tomar responsabilidad. La determinación, disciplina, ambición y puesta de límites sanos son parte de la alta manifestación de Saturno en Capricornio.

A finales del 2019 y todo el 2020 (especialmente los primeros meses) hemos sentido aún más esta energía Saturnina por la cantidad de planetas (y el nodo sur) encontrados en su signo. Es sin dudas, un momento de tomar decisiones adultas, decisiones difíciles. Decisiones que, a mediano y largo plazo, marcarán nuestro futuro tanto individual como colectivamente. 

 

SATURNO EN ACUARIO 2020

Saturno ingresa en Acuario entre el 21 y 22 de Marzo del 2020. Será una ventana de tiempo, hasta el 1 de julio (momento en el que volverá, retrógrado al signo Capricornio) en donde podremos ver, como en el trailer de una película las pistas de lo que el 2021 requiere de nosotr@s. No será fácil, Acuario es el signo de la libertad, la tecnología, el humanismo, y la innovación. Saturno en Acuario será una pugna, lenta y para muchos dolorosa, por integrar sistemas innovadores a todas las estructuras sociales. 

Para que te hagas una idea, la última vez que Saturno estuvo en Acuario (1991-1993) el apartheid fue desmantelado, empezó la globalización del internet, y sucedieron una serie de huracanes, siendo el más famoso “la tormenta del siglo” en 1993 (Acuario es un signo de aire). Si vemos décadas antes, Saturno en Acuario entre 1962 y 1964, coincidió con el movimiento de derechos civiles que eliminó la segregación racial en USA (y generó una gran influencia en el resto de países de América). Yendo incluso más atrás, entre 1932 y 1935 Saturno en Acuario trajo soluciones innovadoras para “La gran depresión”, crisis económica, que se generó luego de la primera guerra mundial. 

Estoy, obviamente, mencionando algunos de los eventos más conocidos por la cultura popular, pero si averiguas lo que sucedía en tu país particular en esos años seguramente quedarás sorprendid@ por la influencia que tiene Saturno sobre el colectivo. 

Volvamos al 2020: Saturno en Acuario nos encuentra en un lugar MUY DIFERENTE. Sí, la tecnología tomó vuelo (sin dudas), pero el nivel de consciencia no le ha seguido el paso en cuestión de evolución. Somos como un niño al que se le dio un juguete muy poderoso, y al no tener la capacidad de consciencia para dirigirlo, se le ha salido de las manos. En palabras simples: hemos hecho un desmadre con la revolución tecnológica. Desde la explosión de los fake news que en lugar de informar confunden, hasta la creación de virus infecciosos que tienen la capacidad de acabar con la vida de miles de personas en cuestión de semanas.

Es mi sentir, que Saturno en Acuario viene a poner límites a nuestra libertad, para que podamos crecer lo suficiente en consciencia y usarla para el bien mayor. Acuario es el signo de las masas, de las ideas que mueven la humanidad hacia adelante, de las revoluciones que son necesarias para crear un nuevo sistema.

La verdad, hay demasiado que tomar en cuenta con este tránsito, así que te voy a dar 3 facts de Saturno en Acuario para que estés al tanto de lo básico: 

 

3 FACTS DE SATURNO EN ACUARIO

FACT 1: QUIEN NO INNOVA MUERE

Suena extremista, pero este es un tema en el que me voy a poner intensa, tanto con mi audiencia como con clientes. El asunto es este: Saturno en Acuario esta vez no está solo. Tenemos a su regente Urano (planeta de la revolución y cambios colectivos) en el signo Tauro (signo que rige la estabilidad material, economía, y posesiones) con el que tendrá algunos “encuentros” sumamente tensos durante su estadía en Acuario. Larga historia hecha corta: la economía es un factor esencial en todo lo que está pasando.

Sincrónicamente, hace unos días escuchaba a la maestra espiritual y activista Marianne Williamson comentando sobre como nos han hecho creer (especialmente a las mujeres) que la economía es un asunto de hombres eruditos, expertos que se encargan de esas cosas. El mensaje siempre ha sido: No te preocupes, los economistas encontrarán la solución , cuando la verdad es que, realmente, la economía no es más que una serie de teorías que pueden y deberían ser entendidas por cada individuo para tener el poder de manejarse libremente dentro del sistema.

Para poder romper las reglas del juego primero tienes que aprender a jugarlas, y si queremos innovar, no podremos hacerlo si no tenemos una idea de en qué territorio pisamos. Sea lo que sea que estés aspirando a hacer en tu vida, vale la pena hacer las pases con la idea que el dinero es un factor fundamental para poder hacerlo realidad y, por lo tanto, empezar a entender las leyes que lo gobiernan. No solo social y cuantitativamente, sino también energéticamente.

En resumen, con este primer fact te estoy sugiriendo que sea lo que sea que que quieras crear: Un negocio propio, proyecto colectivo, ONG, o, incluso, si ya perteneces a una compañía y quieres desarrollarte dentro, quienes prosperarán con Saturno en Acuario son l@s que sean lo suficientemente estratégic@s como para conocer bien los métodos tradicionales y, luego, a partir de ese conocimiento traigan contribuciones desde lugares nunca antes explorados.

Sí, toca ponerse al día en economía y finanzas. Confieso que es un consejo que yo nunca pensé darte (habiendo siendo una evasora de las matemáticas por toda mi vida adulta), pero que, viendo el movimiento de las estrellas, ahora mismo estoy empezando a poner en práctica a modo acelerado.

 

FACT 2: LOS LÍMITES DE HOY SON LA LIBERTAD DEL MAÑANA

Para cualquier persona que sepa astrología es un 1+1=2 el entender que Saturno en Acuario significa limites a la libertad. Saturno es la gran restricción, ese profesor militarizado que hace que nos incita a apretarnos los cinturones, pararnos derech@s, y vivir con austeridad y disciplina. En el signo de la libertad y la revolución, se sentirá más que nunca la urgencia drástica a ponernos límites sanos para poder convivir entre seres humanos y otras especies.

En su mejor versión esta manifestación le pondrá un límite al exceso de información falsa que vemos a diario en redes y, también, probablemente a la libertad de expresión que algunos usan para transgredir la dignidad del otro. A nivel personal, estaremos más conscientes de ponernos límites en hábitos de consumo y participación social que puedan estar generando un daño a nuestro planeta y otros seres con los que cohabitamos.

En su baja frecuencia, este aspecto de Saturno en Acuario podría extender los periodos de aislamiento social, limitar de forma arbitraria (por el gobierno de turno) nuestra capacidad de decir lo que pensamos, y generar movimientos radicales a nivel mundial. Cuidado con colectivos extremistas que, con el afán de “liberar” a minorías, utilicen la violencia mediática y el internet para sembrar miedo.

 

FACT 3: EL ÚNICO CAMINO ES HACIA ADENTRO Y ADELANTE  

Mientras que Saturno en Capricornio nos ha tenido, consciente o inconscientemente, luchando por la meta de que tenemos que “salvar el mundo” y aplicar los sistemas tradicionales de antaño para poder encontrar soluciones, Saturno en Acuario será algo más parecido a “¿Salvar qué? dejemos que se destruya todo y vamos a construir un mundo nuevo”La educación serÁ FUNDAMENTAL en este periodo y los métodos “alternativos” de enseñanza serán, de pronto, la única alternativa. Asuntos que ahora generan controversias sociales como la diversidad e igualdad de derechos en genero, orientación sexual, raza, creencias, y relaciones serán (finalmente) aceptados como algo totalmente normal y parte de la nueva estructura (el mal visto será el que no este al día con esto)

Lo que es quizás más importante desde mi perspectiva: Cada vez más dejaremos de vivir en automático  bajo las reglas estructuradas que fueron generadas, años atrás, por gente, muy sabia, pero extraña para las necesidades de nuestra realidad actual. Gurús y “padres” sociales o religiosos serán bajados del pedestal. y expuestos en toda su humanidad (sombra incluida). Dentro de poco no se respetará más al que se porte como un profeta impoluto, sino al ciudadano de a pie que, con sus ideas e imperfecciones, contribuya desde su experiencia humana a crear un mundo más humano. En la era de Acuario todos somos Dios. Esto puede ser tanto una bendición, como un verdadero problema.

 

FINALMENTE

Saturno estará solo tres meses en Acuario en el 2020, pero luego, en diciembre ingresará finalmente a Acuario en donde se encontrará con el gran expansor: Júpiter. Este encuentro, el 21 de diciembre de este año será el que dará luz a un nuevo paradigma. Depende de lo que decidamos HOY el que este nuevo mundo sea uno más saludable, noble, estimulante, y generoso para tod@s.

Mi visión es aportar desde esta plataforma a que no perdamos claves esenciales que el exceso de energía Capricorniana nos quiere dejar (sentido común, proceso, disciplina) y de lo que nos ha enseñado el nodo norte en Cáncer los últimos dos años: el poder de la empatía, de la compasión, la vulnerabilidad, y conexión con el anima mundi. Desde mi humilde perspectiva, creo que si no integramos estos atributos al nuevo mundo, corremos el riesgo de desconectarnos aún más y de generar un universo “futurista” sumamente disociado de las necesidades humanas y del planeta. 

Sería presuntuoso de mi parte afirmar que en este artículo he tocado todos los puntos importantes de este tránsito. Hay muchos otros factores a considerar respecto a Saturno en Acuario. Factores en los que me iré explayando de forma dosificada en los próximos meses. Algunos de ellos son: Los nodos del karma cambiando de signos, Venus y Marte retrogradando, y el papel de Urano en Tauro en todo esto. Sigan conectad@s.

A por ello esencialistas ¡es un gran momento para estar viv@s! Vamos a crear un mundo mejor, tod@s junt@s. Esta vez, no nos queda de otra.

 

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo) a esenciabymariana@gmail.com ¿Más información? Haz click aquí