Ahí donde me ven, astróloga y todo, con una maestria en psicología soy bastante escéptica (#nerdandproud ????) y estoy siempre alerta a filtrar la charlatanería. Me encantan las personas que cuestionan y que siempre preguntan “¿por qué” antes de comerse el cuento.

Por eso me parece indicado explicar algunas palabras que suelo usar y que se pueden prestar a confusiones:

Amor: Cuando les hablo de amor no estoy nunca refiriéndome al amor cursi o romántico, con ositos de peluche y canciones de Arjona. Sino al estado del ser que surge de cualquier ser humano cuando experimenta un estado de seguridad y confianza en su entorno. La libertad, la valentía, la paz, la relajación, la innovación y demás estados positivos son ramificaciones del Amor. Cuando digo: “elige el Amor” estoy invitándote a elegir estas experiencias.

????Milagros: Con milagros no me refiero a un santo hablando con animalitos, ni de un hombre elegido partiendo el mar en dos (con todo respeto). Por definición, un milagro es una experiencia que desafía las leyes naturales. Desde una perspectiva psicológica/espiritual un milagro es todo aquello que va en contra de nuestra propia naturaleza egoísta/estatus quo. Por eso repito siempre: Los milagros suceden fuera de la zona cómoda. Si quieres ponerte en una realidad milagrosa, has algo que vaya en contra de tu zona de confort.

Vibración-Energía: A estas alturas hasta el más científico de los científicos va aceptar la existencia de la energía como base y sustancia de todo lo que existe. La energía no se destruye ni elimina, tan sólo se transforma. Los seres humanos tenemos un estado energético que incluye: las funciones de nuestro cuerpo físico, nuestro cuerpo emocional, y nuestra mente (pensamientos). Cuando hablo de subir tu vibración o transformar tu energía estoy invitándote a ser creador de tu realidad desde la esencia misma del todo.

Arquetipos: Son estados del ser que se encuentran en todas las culturas y sociedades alrededor del mundo. El arquetipo de Venus, por ejemplo, es el de la belleza y el amor. Lo encontramos en TODAS las culturas, con distintas manifestaciones pero está en todo ser humano. La carta natal (astrológica) ayuda a entender cuáles arquetipos son más relevantes en la vida de una persona, ayudándolo así a dirigir el arquetipo en su máxima potencia.

Energía femenina/masculina: No me refiero a hombres y mujeres, sino de estados del ser que co-habitan en cada persona. La energía femenina es inspiración, atracción, magnetismo, belleza, aceptación, conexión, sensualidad, sensibilidad, delicadeza, ritmo. La energía masculina es acción, desafío, emprendimiento, límites sanos, afirmación del “yo”, estructura y orientación a los resultados. Un ser humano sano necesita equilibrar ambas constantemente.

Espero que estas aclaraciones las/os ayuden en su camino de autodescubrimiento y transformación personal. Siempre es bueno tener claridad en lo que uno vive y transmite, así podemos llegar a entendernos con más personas que, de no tener esto explicado, pueden perderse de estas herramientas  Si tienes preguntas u otros términos que quisieras entender mejor, no dudes en dejar tu consulta en un comentario abajo. Sólo cuestionándonos crecemos.

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo). ¿Más información? Haz click aquí