¿Alguna vez te has sentido poseída por celos descomunales? ¿O encendida por alguna causa feminista? ¿Alguna vez has sentido el éxtasis espiritual al meditar o hacer alguna secuencia de yoga? ¿Alguna vez has sentido tantas ganas por seguir estudiando algo que hasta el hambre se te quitó?

 

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, es muy probable que los arquetipos femeninos de Hera, Artemisa, Vesta y Atena, respectivamente, te hayan “poseído” en esos momentos. Hoy vamos a hablar de uno de los temas más complejos e interesantes en astrología: los asteroides femeninos y su influencia en nuestras vidas.

Como siempre les recuerdo, los arquetipos planetarios son nada más que representantes de “partes” de nuestra psique o mente (vale comentar que el significado de psique en latín es alma). Esto quiere decir que cuando hablamos del sol, la luna o Mercurio nos estamos refiriendo a estados del ser que todos los seres humanos tenemos y experimentamos. En el caso de los planetas personales (como los que te presenté aquí) sus manifestaciones son más evidentes. Cualquiera puede identificar un acto de coraje e impulso (Marte) o una actitud sensual (Venus). Los asteroides femeninos son algo más sutiles en su manifestación, pero no por eso menos poderosos. De hecho, mi maravillosa amiga y colega astróloga Rebbeca Farrar sugiere que los asteroides femeninos son “la astrología del futuro”. ¿Interesante pensar que el futuro es femenino, no?, sobre todo si quieres integrarlo a consciencia ahora que empezaremos a sentir eclipses en el signo Cáncer (signo de lo femenino). Si quieres participar el primer taller que daré al respecto, ingresa aquí.

En todo caso, dejando posturas y teorías de lado, lo que quiero que entiendas es cómo el conocer y relacionarte con los asteroides en ti puede serte de servicio en tu crecimiento personal. Al ser femeninos, su manifestación se da más en mujeres y personas identificadas con la energía femenina. Sin embargo, no creas que estos asteroides son tímidas florecillas del desierto… ¡oh no! Todos están basados en diosas guerreras invencibles. De hecho, no te sorprendas al darte cuenta de que muchas de ellas guardan posturas sorprendentemente feministas para la época en la que, supuestamente, existieron. Y si aún tuvieses una idea confusa sobre el feminismo, te invito a ver este video para ampliar tu perspectiva sobre este concepto.

 

¿CÓMO APROVECHAR ESTE ARTÍCULO?

 1) Lee sin expectativas la mitología y significado del arquetipo de cada asteroide.

2) Identifica cuál está más activo en ti y cuáles sientes totalmente lejanos. Esto te dará una idea de lo que debes integrar y trabajar. Si hay uno que no te resuena mucho pero te llama la atención, empieza a utilizar los consejos para integrarlo. Por algo tu intuición te lo está pidiendo.

3) Para astroavanzadas: Checa este tutorial y ubica los asteroides en tu carta natal, fíjate el signo y casa en donde se encuentran y si tienen algún aspecto con tus planetas personales y/o ángulos natales. En este caso (especialmente si sucede con el sol, luna o ascendente), ten presente que ese asteroide forma parte esencial de tu vida.

 

PALLAS / ATHENA

Pallas o Athena es la patrona de esta ciudad y su historia es bastante interesante. Ella no tiene madre, nace de la cabeza del mismo dios Zeus (dios del Olimpo, en astrología representado por Júpiter). A pesar de ser femenina se dedica a la guerra y estrategia. Su mundo es el masculino y compite de forma igualitaria, ganando las batallas sin ningún reparo en herir el ego de sus compañeros masculinos. Para Athenas, el amor, la sexualidad o la maternidad son cosas de segundo plano. Ella pertenece, junto con Vesta y Artemisa, al club de las diosas vírgenes.

Para la psicóloga jungiana Jennifer Woolger, la presencia de Pallas en la vida de la mujer moderna es evidente. No salimos a la guerra, sino al mundo de los negocios, la educación y la política. Puedes ubicar a Pallas en mujeres CEO de empresas o las que planifican su vida para hacerlo. También las encuentras metidas en universidades, ascendiendo en grados gracias a su gran capacidad intelectual y vena competitiva. Son las mujeres ideales para debatir ideas con argumentos y frialdad emocional. Generalmente no tienen pelos en la lengua y defienden sus puntos de vista con una destreza asombrosa.

Es importante aclarar que, aunque Pallas puede parecer feminista en acciones, en consciencia no lo es. Al haber salido de la cabeza de Zeus es ferviente “hijita de papá” y defiende el patriarcado con todas sus fuerzas (paradigma de pensamiento linear, no emocional y estructurado). Su energía femenina no es nutrida por una madre ni afianzada por una sexualidad floreciente. Su prioridad es su destreza intelectual y sus objetivos profesionales. Pallas no quiere los mismos derechos de los hombres porque, en su mente, ella ya ES uno de ellos.

** Cualidades para activar a Athena: Frialdad emocional para tomar decisiones inteligentes, mente estratégica, pasión por la competencia, disciplina y capacidad de acción con seguridad en ti misma.

Cuando es mal integrada:

  • Su ambición en el mundo profesional las lleva a descuidar su cuerpo y vida personal. Su tendencia es ver el sexo como un accesorio o actividad de recreo más que como un vínculo de conexión, por lo que son muy desprendidas emocionalmente y no le prestan atención a su vida de pareja.
  • Les cuesta SENTIR, pues son muy mentales. Si llegan a ser madres (usualmente más por casualidad que por anhelo) suelen ser muy exigentes con la educación de su niña/o y poco afectivas.
  • Tienden a tener problemas para conectar con su cuerpo. Trastornos de alimentación no aceptados o enfermedades crónicas son muy comunes en mujeres con este arquetipo fuerte y mal integrado.
  • Rechazan posturas y movimientos feministas,  su lealtad hacia el patriarcado las hace resentir cualquier “ataque” hacia los hombres. Son las típicas mujeres que dicen cosas como “los hombres son machistas por culpa de las mujeres que así los crían” o “si la violan o la abusan verbalmente es porque ella se lo buscó al vestirse de esa manera”, o, sin ir muy lejos, como una exministra de la mujer en Perú,  quien al ser consultada sobre si el país (el tercero en el mundo con mayor índice de violaciones) necesita leyes que refuercen el feminismo, respondió desdeñosamente: “¿Qué? ¿Más?”

Si te identificas con lo anterior, trata de integrar las características del asteroide Artemisa y Ceres en tu vida. Así podrás disfrutar de las maravillosas características de Pallas sin sus “efectos secundarios”.

 

JUNO / HERA

La diosa del compromiso, Hera (Juno), es la esposa oficial de Zeus (Júpiter) y, como tal, ocupa el trono del Olimpo. Su prioridad es mantener el poder que le da el estatus. Por lo mismo, su principal ocupación es mantener a su esposo bajo control, lejos de sus mujeriegos impulsos (lo que logra a duras penas). Para esto, no duda en echarse los últimos menjunjes de belleza y destruir a cualquier mujer “tentadora” que ose llamar la atención de su querido Zeus. Su rol principal es el de esposa y a eso se aferra con todas sus capacidades.

Si has conocido alguna vez a una mujer que haría de TODO por salvar las apariencias de su matrimonio, así la procesión vaya por dentro, entonces conoces al arquetipo de Juno. Sin embargo, en su versión moderna, Juno no indica necesariamente a una mujer “aguantadora” y obsesionada con mantener el estatus matrimonial. Este mismo arquetipo indica un fuerte compromiso, sea a una causa, una persona o profesión (aquí se traslapa un poco con la diosa Athena). La diosa Juno es poderosa, fuerte y defensora de los roles tradicionales familiares. Bien integrada, Juno es compromiso de acero y disciplina. Ahí donde encuentras a Juno en tu carta gozas de estas cualidades.

** Cualidades para activar a Juno : Acepta la necesidad de comprometerte con algo o alguien, trabaja tu constancia y fuerza de voluntad, reconoce tus capacidades para manifestar una relación comprometida, sana y sin dramas.

Cuando es mal integrada:

  • Compite consciente o inconscientemente con otras mujeres por la atención masculina.
  • Es celosa y vengativa con las mujeres que considera “en su territorio”.
  • Se aferra a relaciones que no le convienen solo por mantener su estatus.
  • Si es soltera, vive obsesionada con casarse.
  • Si está casada, vive obsesionada con el marido.

Si te identificas con lo anterior, trata de integrar las características de los asteroides Venus y Artemisa en tu vida. Así podrás disfrutar de las poderosas características de Juno sin sus “efectos secundarios”.

 

ARTEMISA

No debería tener preferencias pero, la verdad, ¡Artemisa es una de mis diosas preferidas! Como Athena, Artemisa es guerrera y estratega, pero su territorio es la naturaleza. Es protectora de las mujeres y de la madre tierra. Es, junto con Athena y Vesta, una diosa virgen que no se deja conquistar por ningún varón. Las relaciones románticas no le interesan tanto como explorar el mundo. Encontramos a Artemisa en mujeres viajeras y almas libres, en aquellas que no desean comprometer su libertad por nada ni por nadie. Generalmente aman el deporte o las actividades al aire libre. Su principal atractivo es, justamente, este desprendimiento emocional que muchas veces raya en pánico al compromiso o a la vulnerabilidad. Son muy buenas aconsejando mujeres y apasionadas cuando se trata de defender sus causas. Artemisa también es conocida como la diosa de Luna por su estrecha relación con la consciencia femenina. Ahí donde encuentras a Artemisa en tu carta natal eres un alma libre, independiente y con deseo de explorar (se relaciona mucho con el arquetipo de la mujer Sagitario).

** Cualidades para activar a Artemisa: Pasa tiempo en la naturaleza, viaja sola, investiga sobre feminismo y derechos humanos, ponte una meta a largo plazo y enfócate en conquistarla.

Cuando es mal integrada:

  • Se aísla de la energía masculina y ve a los hombres como sus enemigos.
  •  Es demasiado radical y rígida con sus creencias.
  •  Paradójicamente, aunque defiende la femineidad, le presta poca atención a sus necesidades emocionales.
  • Rechaza consciente o inconscientemente el tener una relación o atrae hombres que no se comprometen (igual que ella).
  • Le huye a la maternidad.

Si te identificas con lo anterior, trata de integrar las características de los asteroides Ceres y Juno en tu vida. Así podrás disfrutar de las poderosas características de Artemisa sin sus “efectos secundarios”.

 

CERES

El asteroide madre, Ceres, es la que nutre y protege a las madres y sus hijos. Su vida está dedicada a la maternidad, la felicidad de sus hijos es la suya, así como sus tristezas. Ceres está activa en las mujeres que son o desean ser madres. El síndrome de “Susanita” (personaje de Mafalda) es típico en las mujeres que tienen este arquetipo activo. Generalmente desean ser madres desde que tienen uso de razón, típicas niñas que juegan a ser mamás de sus muñecas. De hecho, están más enfocadas en ser mamás que en tener pareja, el “hombre ideal” pasa a segundo plano. Sueñan (literal y metafóricamente) con estar embarazadas, con dar a luz y hasta con el rostro de sus futuros bebés. En general, a menos que tengan a Artemisa activada también, se oponen de forma tajante a la legalización del aborto. Son maternales con sus seres queridos. Aman cocinar o hacer eventos en su casa, nutriendo así a los que aman. Está también relacionada con la tierra y la agricultura.

** Cualidades para activar a Ceres: Si no eres madre, adopta un animalito o una planta que puedas cuidar, busca pasar tiempo con niños pequeños (sobrino/as, por ejemplo), conecta con tu útero haciendo meditaciones que te enfoquen en esa zona.

Cuando es mal integrada:

  •  Se siente incompleta si no tiene un bebé a la edad que la sociedad dicta.
  •  Es demasiado apegada y dependiente con sus hijo/as.
  • Deja de lado a la pareja e, inconscientemente, usa las relaciones sexuales solo como el medio para un fin (bebés).
  • Juzga a las mujeres que no desean ser madres o que, a su parecer, no son buenas madres.

Si te identificas con lo anterior, trata de integrar las características del asteroide Artemisa o Atena en tu vida. Así podrás disfrutar de las poderosas características de Ceres sin sus “efectos secundarios”.

 

VESTA

Vesta era la más desconocida de las diosas del Olimpo. A pesar de ser hija directa de Zeus, su naturaleza introspectiva y pacífica la volvían una presencia casi invisible en el panteón (a diferencia de sus aguerridas hermanas Artemisa y Atena). En Grecia, a Vesta se la veneraba como la llama que mantenía el espíritu de las ciudades ardiendo. Las mujeres con el arquetipo de Vesta activo son aparentemente tranquilas, pero llevan una rebeldía ardiente por dentro. Igual que Artemisa y Atena, Vesta es una de las diosas vírgenes, es decir, se pertenece solo a ella misma. Una niña Vesta, por ejemplo, puede parecer muy bien portada a vista de todos, pero en el mundo de su imaginación ella hace lo que le place… y el mundo de su imaginación es, para ella, lo más real que existe. Mujeres Vesta se sienten atraídas por la meditación, el yoga, la vida en los ashrams o, si son religiosas, por la vocación de ser monjas. Son mujeres intuitivas y místicas, apasionadas (aunque no lo aparentan), independientes y que necesitan de espacios de soledad puesto que son muy sensibles a las energías del resto. Por lo general, eligen vocaciones que las puedan conectar con lo espiritual y con el servicio al prójimo.

** Cualidades para activar a Vesta: Actividades espirituales como meditación, yoga, visualizaciones, reiki, leer libros de conocimiento interior, pasar tiempo a solas.

Cuando es mal integrada:

  •  Le cuesta integrarse al “mundo real” y tomar decisiones prácticas.
  • Es demasiado sensible y sacrificada.
  • Deja de lado los placeres terrenales y vive una vida austera, negándose a aceptar la abundancia en su vida.
  • Su introspección raya con el aislamiento, lo que la hace parecer “rara” para las demás personas y limita su capacidad de relacionarse.
  • Le falta ego, su personalidad no está bien formada. Le cuesta llenar la oración “Yo soy_______”

Si te identificas con lo anterior, trata de integrar las características de los asteroides Artemisa o Atena en tu vida. Así podrás disfrutar de las poderosas características de Vesta sin sus “efectos secundarios”.

Finalmente, es relevante mencionar que la diosa interna que sana y equilibra los defectos de todas las demás es Venus, representado por este planeta en tu carta natal. Puedes aprender más sobre tu Venus natal y cómo potenciarla en este artículo.

Espero que esta información te haya sido de servicio. De ser así y si tuvieses consultas o dudas, no dudes en comentar aquí abajo.

 

FUENTES

“Diosas en cada Mujer” de Jean Shinoda Bolen.

“The Goddess Within” de Jennifer Woolger.

 

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo). ¿Más información? Haz click aquí